• Arturo López

El Techo de Cristal

Imagina que vas subiendo una escalera que te conduce a los pisos superiores de un edificio, sigues avanzando mientras observas como vas ascendiendo en pisos y de repente ya no puedes subir porque hay un techo transparente que no se veía al principio de tu trayecto, pero que en algún momento dado del viaje apareció y te impidió seguir escalando peldaños; un techo de cristal.


El techo de cristal es el conjunto de elementos, normalmente no escritos; que impiden a las mujeres ascender a puestos directivos en las organizaciones. Puede aplicar para ambos géneros, pero mayoritariamente afecta al ámbito femenino.


Esto tiene orígenes multifactoriales entre ellos los siguientes:


  • Estereotipos respecto a las posiciones directivas en una organización, pensando erróneamente que están destinadas solamente para hombres.

  • La asignación basada en influencias personales y no en desempeño para poder ocupar una posición elevada.

  • Culturas que presionan a la mujer en aspectos emocionales, culpabilidad, presión excesiva, inseguridad y miedo.

  • Acoso sexual para poder ascender en la escala organizacional.

  • Falta de equidad en el camino para poder conseguir una posición alta en el organigrama.

  • Desigualdad de sueldos y beneficios entre hombres y mujeres en posiciones del mismo rango.



Eliminar ese techo de cristal es labor de la organización y de todos los que la conforman, sean hombre y mujeres. Tratar de forma equitativa a todos, el respeto y los valores como pilares organizacionales y la misma oportunidad de ascender para ambos géneros son elementos indispensables en la cultura que quiere promover la promoción directiva a sus colaboradoras.


La invitación es a eliminar conductas que crean techos de cristal en las empresas y también en las familias con la cultura y educación que damos a quienes nos rodean. Hombres y mujeres somos capaces de poder colaborar juntos y dejar de competir, somos un gran complemento para poder desarrollar equipos exitosos y si queremos dejar un mundo mejor para nuestras hijas, es importante seguir trabajando en esta labor, donde no haya techos de cristal ni límites para ellas.


Me gustaría saber qué opinas, ¡compártelo en los comentarios!

12 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo