• Arturo López

¿A quién no le gusta jugar?


Seguramente a todos nos gusta divertirnos con algún juego de mesa en compañía de amigos o seres queridos, tal vez recordemos con alegría alguna actividad lúdica (de juego) que teníamos cuando éramos niños o inclusive hoy día pasemos horas entretenidos con algún videojuego.


Pues bien, la gamificación no es otra cosa sino implementar alguna estrategia de juego en un entorno que no tenga que ver con él para poder conseguir un propósito determinado. Por ejemplo, imaginemos que una empresa facilita un curso de inducción a su personal de nuevo ingreso para que conozcan y comprendan los valores de la organización, la misión y la visión de la misma; y que esta capacitación de hace de forma tradicional mediante una exposición teórica para transmitir el conocimiento a los colaboradores nuevos. Si esta empresa implementa una estrategia de gamificación con este propósito, el curso de inducción podría ser un videojuego o una actividad de retos para ir ganando puntos que al final otorgarán un premio al ganador, al mismo tiempo que conforme va superando actividades, va aprendiendo lo que debe conocer en el entrenamiento; pero se hace de forma más entretenida y logrando una mayor retención del conocimiento.


Y es que a todos nos gusta recordar los momentos agradables que vivimos y en el aprendizaje no es la excepción. Si cuando jugamos la pasamos bien, es más probable que recordemos lo que aprendimos en ese juego que tuvimos y por lo tanto el cambio de conducta suceda.


El juego es adaptable a diferentes propósitos y situaciones organizacionales. He mencionado el ejemplo del curso de inducción, pero podríamos hablar de entrenamiento en valores, mejoramiento de ventas, programas de capacitación de habilidades suaves, cambio de conductas y también de actividades de integración.


Todo esto se puede hacer por medio de implementación de juegos como serpientes y escaleras, lotería, rally, video juegos, rompecabezas, entre otros muchos; así como también con metodologías establecidas y probadas que funcionan de maravilla como es Lego Serious Play ®.


Te invito a jugar, a que te abras a la experiencia del juego y veas el gran potencial que este tiene cuando lo aplicamos a las organizaciones y al logro de sus objetivos; estoy seguro que una vez que lo pruebes y veas los resultados, te quedarás del lado de la gamificación.

5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo